Homenaje al mar en el día de los océanos

Algunos creen que la conexión con el océano vino de otras vidas, otros desde que se subieron a una ola o juntaban caracoles con su abuela. De dónde proviene el amor por el mar, ese gran universo azul y desconocido, es un misterio. Lo que sí es seguro es que una vez que conectamos con el océano, la percepción del planeta y la vida cambia. Entendemos al mundo como una unidad de la que somos una parte. Y cuando lo observamos, sea desde la superficie o el fondo del mar.. nos damos cuenta que en realidad somos una pequeña parte de este gran universo.

En el día de los océanos, desde Sin Azul No Hay verde queremos preguntarles a quienes más están en contacto con el mar Argentino cómo fue su primer conexión con el océano y qué hacen para cuidarlo… Surfistas, científicos, fotógrafos, biólogos marinos y activistas compartieron su experiencia para rendirle un homenaje al mar que tanto queremos ¡No te lo pierdas!

Santiago Muñiz – Pro Surfer Argentino Uno de los primeros recuerdos que tengo en mi vida es el mar. Siempre estuve conectado al oceáno y sus olas. Desde chico fue el lugar donde mejor me sentí. Vivo adentro del agua todos los días. El océano para mi es todo, no solamente mi lugar de trabajo sino que es mi vida.

Trato de cuidarlo como pueda, limpiando la basura que encuentro y haciendo mi parte, como ser humano, de jamás ensuciarlo.

Milko Schvartzman – Activista protector del océano - Green Peace Con el océano conecte especialmente estando a bordo de uno de los barcos de Greenpeace, durante la campaña para salvar a las ballenas en la Antártida. Fue un día al amanecer, un grupo de unas 40 ballenas jorobadas se acercaron a la embarcación, hicieron unos saltos y giros mostrando la aleta dorsal, y luego continuaron su camino.
Actualmente trabajo en campañas para terminar con el principal problema del Atlántico Sur: la sobrepesca, la pesca ilegal, la pesca no controlada y la esclavitud a bordo de los pesqueros no regulados.También día a día practico acciones pequeñas que ayudan a cuidar el mar, como evitar consumir plásticos, que son uno de los peores problemas del Océano y el Planeta.

Beto Oviedo – Fotógrafo de surf La conexión debe haber sido inmediata, desde los primeros años de mi vida. Mi familia me acercó al mar y nunca me alejé demasiado. Con solo mirarlo y contemplarlo, uno queda conectado. Al océano lo cuido cuando estoy trabajando. Aveces, me vuelvo con basura que alguien no se llevó. Principalmente botellas de plástico o bolsas que son un gran problema hoy en día. También me aseguro de llevarme siempre la basura que genero mientras estoy en la playa.

Claudio Campagna – Director Programa Mar y Cielo en Wildlife Conservation Society

Necesité el océano de la Patagonia, ese gran azul solitario, para vivir al mar como la primera vez. Lo vi y supe que no estaba allí para mí. Entendí que existía para las ballenas, los albatros y los bosques de algas; y que las especies del mar estaban amenazadas. La pesca, la contaminación, la introducción de especies exóticas destruyen ambientes e impactan la abundancia a gran escala. Hoy, y desde hace muchos años, trabajo para que se creen parques marinos donde primordial es la conservación.

Lucía Indurain – Pro Surfer Miramar, Buenos Aires La primera vez que conecté con el océano fue el día que aprendí a surfear. Ese día sentí la energía que tiene el mar y la paz que transmite. Cuando me pare en una ola fue increíble, algo que no había sentido nunca al realizar otro deporte. Trato siempre de cuidar las playas, limpiarlas y no dejar basura. También intento generar conciencia en las personas y comunicarles la importancia de cuidar el mar. 

Ramiro Castro – Surfing Latino  La primera vez que conecté con el océano fue en Miramar, más específicamente en Honores, hace muchos años. Pasábamos largos veranos en la casa de mi abuelo. Mis hermanos más grandes ya habían empezado a surfear y yo arranque con una tabla vieja brasilera. Era muy ancha, muy remadora y casi imposible de mover pero me divertí mucho. Desde ahí no paré más. Para cuidar el océano trato de usar siempre el concepto de las 3 R: reducir, reusar y reciclar. Lo aplico en distintas acciones, desde ir al supermercado con mi carrito o a la verdulería con mis bolsas reutilizables hasta usar las escaleras en vez del ascensor.

Kevin Zaoually – Wildlife Photographer & Filmmaker Siempre estuve conectado al océano. Tenía 5 años cuando empecé a pasar horas observando los peces de colores desde el muelle de mi casa en el Sultanato de Omán. Serpientes marinas, tiburones, tortugas y peces “palito” hicieron que me maraville con la vida marina. Para cuidar el océano expreso, a través de mis fotografías y películas, mi amor por la naturaleza

Rodolfo Werner – Doctor en ciencias Biológicas y asesor en políticas de conservación marinas ( en Patagonia y  Antártida) De niño siempre sentí una fascinación especial por el mar. Hacía largas caminatas en la playa y soñaba con viajes de aventura en un barco por los mares del mundo.  Sin embargo la primera vez que me conecte de manera especial con su esencia fue a través de mi trabajo investigando la biología y ecología de lobos y elefantes marinos en la Patagonia. Hace años que dedico mi vida profesional a la conservación del mar, y lo hago a nivel local (nuestro Mar Patagónico) y en los mares que rodean a la Antártida.  A través de mi labor como miembro de Organizaciones No Gubernamentales participó de reuniones técnicas y políticas donde impulsó la agenda de conservación del mar a nivel internacional.

Martina de Marcos – Científica Marina – Trabajó en ONU Medio ambiente y realiza la campaña contra el plástico en Latinoamérica Conecté con el mar desde chica yendo todos los veranos a cariló. Me acuerdo de estar juntando caracoles por horas con mi abuela mientras ella me contaba historias de su vida. Ahora toda mi vida está abocada a la reducción de basura plástica que se pierde en el medio ambiente. Estoy haciendo una campaña yendo desde Tijuana hasta la Patagonia durante 9 meses generando conciencia. Además, consumo la menor cantidad de plástico posible y me aseguro de reciclar

Natalia Della Bianca Investigadora del CONICET, tierra del fuego Creo que la conexión viene desde mucho antes de haber nacido. Tengo el recuerdo de haber disfrutado del contacto con el mar desde siempre. Como bióloga, trato de aportar información sobre la biodiversidad del océano, dando a conocer las especies de ballenas y delfines que lo habitan para ayudar a su conservación. Como ciudadana del mundo, cuido al mar tratando de generar menos basura en el planeta y participando de jornadas de limpieza de las costas y las calles del lugar en donde vivo. 

Mariano Rodriguez - Fotógrafo submarino – Beagle Secretos del Mar – Tierra del Fuego

Mi primer conexión con el océano fue en el Golfo San Jorge, en la Patagonia Argentina. Allí, pasábamos el verano jugando con las olas y haciendo que eramos buzos en las piletas intermareales. Contemplar la vida que esa playa tenía me atrapó para bucear en el futuro. Lo cuido comunicándolo y enseñándolo al bucear, filmar y mostrar en charlas de escuelas la variedad de vida de nuestro mar. Con mis fotos aporto al conocimiento del océano. Esto es un gran paso para generar conciencia y cuidado.

El amor se demuestra a través de las acciones, es por esto que en el Día del océano decimos que con un like no alcanza. Las pequeñas acciones pueden generar grandes cambios. ¡Sumáte al desafío de Sin Azul No Hay Verde y que tus acciones sean #poramoralmar!


 

Más noticias